Colegio Walt Whitman

wws

¿Es importante aprender a decir NO ?

Por: Ysabel Moreno

En la vida muchas veces por agradar a otras personas o por no desentonar en un grupo de amigos decimos SI, quizá por la presión del grupo. Es importante aprender a tomar decisiones de manera reflexiva y responsable de tal manera nos permita sentirnos bien, evitar crear un sentimiento de culpa por los actos que cometemos.

Castanyer (2010) sostiene que “La asertividad es la capacidad de autoafirmar los propios derechos, sin dejarse manipular y sin manipular a los demás.” (p. 23). Por ello es necesario desarrollar esta habilidad social a fin de como dice Castanyer promover una sana autoestima, sin prejuicios ni actuar por el “qué dirán” respetando a las personas que se encuentran alrededor pero siendo claros con sus opiniones o actuaciones. 

Riso (2015) sostiene: “Muchas de las personas que intentan pasar de la sumisión a la  asertividad se exceden de revoluciones y caen en la agresividad. No obstante, el mecanismo pendular sumisión/agresión va asentándose hasta encontrar un equilibrio funcional y saludable. (p. 33). Intentar lograr ese equilibrio sin irse a los extremos es importante y saludable para una sana autoestima y convivencia.

Es necesario aprender a poner límites de manera asertiva.

Lo primero que tenemos que tener claro son nuestros valores. Tenemos que conocernos perfectamente para saber qué es lo que deseamos o no hacer. No podemos decir que no a algo si no sabemos si existe o no coherencia con lo que somos.

Voy a intentar plasmar brevemente algunos consejos para que la negación sea más llevadera:

  • Es necesario aceptar la ansiedad como parte del proceso. En el momento de decir NO es muy posible que corra por tu cuerpo la sensación de incomodez o malestar. Es totalmente normal que suceda, y el error aquí sería decir SÍ a lo que te venga y evitar en enfrentamiento. Sólo conseguirás ganar la batalla, pero no la guerra.
  • Ten siempre en mente las consecuencias negativas que conlleva aceptar la petición. Te ayudará a deshacerte de ella más fácilmente.
  • Se claro y directo. No te andes con excusas u ofrezcas demasiadas explicaciones. Cuantos más argumentos des, más tendrán los demás para rebatir y hacerte pensar que sus motivos son más importantes que los tuyos.
    Mención especial a la llamada técnica del “disco rayado”, es decir, dar tu opinión una y otra vez sin dar más información. Recuerda que no tienes que justificar tu postura más de lo necesario.
  • Escribe una lista de situaciones en las que no consigues decir que no. Ordénala de forma que la que te cueste más decir que no, esté arriba del todo.
    Ahora analiza cada situación extrayendo el por qué has aceptado, el contexto, con quién pasa, etc. Saca el motivo principal. Como en todo, antes de actuar, tenemos que medir.
  • Practica delante del espejo. En este punto se trata de hacerlo un poco más real. Piensa en esas situaciones incómodas que te encuentras y trata de emularlas en voz alta, prestando atención al tono de tu voz, a las palabras usadas, a tus gestos, etc. Quizás te des cuenta que no usas una comunicación adecuada. Lo primero es convencerte a ti.(1)

Aprender a decir NO en el momento oportuno nos permitirá mejorar nuestro autoconocimiento, autoestima, las relaciones interpersonales, y mejorará la comunicación, marcando la diferencia en el grupo.

Referencia bibliográfica

  1. https://www.administracionvirtual.es/la-importancia-de-aprender-a-decir-no/
  2. Castanyer, Olga (2010). La asertividad, expresión de una sana autoestima. EDITORIAL DESCLÉE DE BROUWER, S. A. España.
  3. Riso, Walter (2015). El derecho a decir no. Como ganar autoestima sin perder asertividad. Editorial Planeta, S. A. España.
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Scroll al inicio