Colegio Walt Whitman

wws

El Poder de las Mariposas

El 25 de noviembre de todos los años, fue declarado Día Internacional para Eliminar la Violencia Contra La Mujer, por la ONU, en homenaje a las vidas truncadas de Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, conocidas como *Las Mariposas*.  Ellas fueron asesinadas  cobardemente por la policía secreta a las órdenes de la dictadura dominicana, por su larga y conocida trayectoria de resistencia y conspiración ante el poder del gobierno. En el momento de su muerte tenían entre 26 y 36 años, y dejaron entre todas 5  hijos en la orfandad.

    Este terrible hecho, cambió la vida de todos. Por primera vez, se tomó conciencia del rol que desempeña la mujer en la sociedad y se visualizó en su totalidad el papel de “ciudadana de segunda” que lamentablemente desempeña,   además de la poca ayuda que recibe de las autoridades cuando sus derechos y sobre todo su seguridad están en peligro. Este día sirve para denunciar la violencia que se ejerce sobre las mujeres en todo el mundo y sobre todo para reclamar a los gobiernos políticas efectivas en todos los países para su erradicación.

    Aunque en la primera década del siglo XXI se ha avanzado en cuanto a legislación en contra de La Violencia de Género y el Feminicidio, uno de los problemas que se mantiene es el de la Impunidad. Además resulta casi imposible cambiar las leyes contra la violencia de género, debido a que su abordaje a través de las políticas públicas no es transversal, resultan insuficientes y están muy ligadas a las diferencias culturales y a las posibilidades que puedan brindar los sistemas políticos, económicos sanitarios y de seguridad social en cada país para garantizar una real igualdad de género.

    La violencia contra la mujer es un problema social. Lamentablemente  todos los días leemos en las noticias, las diferentes formas en las que se abusa y se vulneran los derechos de las mujeres. Ellas son golpeadas, violadas sexualmente, abusadas, se trafica con sus cuerpos y  su trabajo, asesinadas brutalmente y es increíble que en muchos países no exista una legislación que las proteja de una manera eficaz y oportuna.

    En 2008 se dio un nuevo paso hacia la protección de la mujer. Se creó la campaña ÚNETE PARA PONER FIN A LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER. Su cometido es aumentar el nivel de concientización sobre el problema y buscar soluciones políticas para que las leyes sean efectivas e iguales para todos, sobre todo cuando se trata de violencia doméstica, que es el punto álgido de este tema, ya que gran parte de la violencia en contra de la mujer, se realiza en el ámbito familiar.

   Sea esta fecha propicia, para que tomemos conciencia de CÓMO tratamos a las mujeres en nuestro entorno. No estamos hablando de asesinatos, violaciones o golpes (delitos estipulados en las leyes vigentes), sino de palabras ofensivas, del no reconocimiento del trabajo que realizan, de las infidelidades, de los abandonos,  de los silencios, del maltrato sicológico que no deje huellas en el cuerpo, pero sí en el alma. Las mujeres confinadas desde tiempos ancestrales a su labor de madre y esposa, lucha incansablemente por tener los mismos derechos y oportunidades que los hombres. No seamos cómplices de que por el hecho de ser mujeres, no puedan defenderse legalmente cuando son vulneradas de alguna manera.

   Hoy más que nunca debemos honrar las palabras de Minerva Mirabal: SI ME MATAN SACARÉ LOS BRAZOS DE LA TUMBA Y SERÉ MÁS FUERTE y hacer nuestra parte, para que ninguna mujer sea agredida, de ninguna forma , en ninguna circunstancia por el simple hecho de ser mujer.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Scroll al inicio